LA MUJER DE NEGRO

Tras hacer un papel famoso es muy sencillo encasillarse en el personaje y quizás tan solo Harrison Ford ha sido capaz de ser Han Solo, Indiana Jones y Rick Deckard (Blade Runner) y que no nos recuerde a los otros en plena película.
Esa es la tarea que tiene por delante Daniel Radcliffe (Harry Potter) en su próxima película La Mujer de Negro.
El cambio de look está muy conseguido y aunque lo hayamos visto crecer (y otros muchos han crecido con él), ya ha estado haciendo teatro, algo que realmente le apasiona y quiere ser un actor reconocido por algo más que el joven mago.
La película (de terror/intriga) lleva a Radcliffe, un abogado, a un pueblo perdido para hacer el papeleo de uno de sus clientes recien fallecidos. Tras ver a una mujer de negro pudo comprobar que ninguno de los habitantes del pueblo quería hablar de ella. Es entonces cuando protagonizará una desesperada carrera contra el tiempo al descubrir la verdad sobre la mujer.



No se permiten comentarios