Imitation Game

5

Que Benedict Cumberbatch es uno de los mejores actores salidos del Reino Unido en los últimos años es un hecho. Aunque en su país de origen es ampliamente conocido por su multitud de papeles en todo tipo de miniseries, hay que reconocer que su fama no llegó hasta que protagonizó la versión actualizada de Sherlock Holmes junto a Martin Freeman en la serie Sherlock.

Ahora Warner Bros le ha elegido para protagonizar Imitation Game, una película inspirada en el gran Alan Turing, una de las mentes más brillantes del siglo XX. Considerado el gran precursor de la informática moderna, uno de sus logros más fáciles de asimilar por los profanos en la materia es, sin duda, el de descifrar los códigos nazis durante la Segunda Guerra Mundial, particularmente los de la máquina Enigma. Aunque su carrera se vio truncada al ser procesado por ser homosexual, teniendo que elegir entre cárcel o castración química. Prefirió evitar la cárcel, pero acabó suicidándose 2 años después. ¿Alguien ha dicho Oscar por este papel?

El papel estaba anunciado para Leonardo DiCaprio, pero finalmente se lo ha quedado el londinense especializado en interpretar a personajes históricos (no, Sherlock no, nos referimos a Van Gogh, Stephen Hawkin o Julian Assange).

Compartir.